Subir

Busca en todo el catálogo

Volver

¿Qué es un decapante y cuáles son sus usos?

Si te preguntas qué es un decapante y para qué sirve, has llegado al sitio correcto ya que aquí aclaramos todo lo que necesitas saber de este producto profesional.

Un decapante sencillamente es un quitapinturas o eliminador de capas de barniz, esmalte o cola que ha sido aplicado sobre un mueble u otro tipo de superficie de cualquier material: madera, metal, azulejos,…

Es el tipo de material necesario cuando nos disponemos a restaurar un mueble o es necesario dejar una superficie limpia y lisa para aplicar algún tipo de tratamiento o pintura, pero ¿qué función desempeñan exactamente los decapantes? Existen superficies con pinturas y ciertos barnices sobre los que no podemos volver a pintar directamente, ya que las nuevas capas de pintura no se adherirían como es debido. Esto ocurre por ejemplo con las pinturas epoxis para suelos o también con muchos barnices para muebles, por ello es necesario el uso de un decapante para desprendernos de esas capas.

Estas capas se pueden eliminar de dos maneras, o bien lijamos toda la superficie hasta llegar al soporte, o bien aplicamos un decapante que arranque la capa de pintura o barniz.

El cómo se decapa y el tipo de decapante más adecuado depende de la superficie y de las capas que haya que eliminar, sobre todo cuando se trata de quitar muchas capas de pintura o retirar el óxido de una superficie de metal.

Tipos de decapante y sus aplicaciones

Los decapantes son sustancias espesas -por ello que sea normal usar el término gel decapante- compuestos por dos disolventes, en el que uno se encarga de profundizar en el soporte, mientras que el otro actúa en la capa más superficial. De esta manera se consigue eliminar todo resto de aplicaciones antiguas y que esta aflore a la superficie en una capa arrugada que es fácil de retirar, sin dañar la estructura del soporte.

En el caso de cómo quitar pintura de la madera, un decapante específico suele ser el más conveniente ya que actúa sobre la superficie sin oscurecerla ni dejar manchas o cercos. En el caso de querer decapar madera es importante aplicar los materiales y extenderlos en dirección a la veta, retirando el producto sobrante y residuos secos para no estropear el aspecto de la superficie.

En el caso del decapante para pintura en materiales metálicos, el procedimiento es muy similar, pero en estos casos, dada la resistencia del material, suele ser necesario ayudarse con una espátula o cepillo para retirar todos los restos y dar uniformidad a la superficie.

Para retirar restos y capas de pintura, el decapante más potente y recomendado por Montó Pintura es su Quitamont gel, un producto decapante semigelificado que sirve para eliminar pinturas de todo tipo de soporte y de muy fácil aplicación y limpieza. Su aspecto blanquecino ayuda a que se aplique de forma regular y completa, al igual que facilita su retirada sin dejar ningún resto que altere el acabado.

La textura espesa de este tipo de decapantes facilita su aplicación en todo tipo de superficies y al disolver las capas de pintura externas es idóneo para, por ejemplo, decapar pintura de azulejos sin que este material sea abrasivo con el acabado y brillo de este material.

Cómo usar correctamente un decapante

Si vas a aplicar un decapante de pintura y quieres que sea más efectivo, sin que esto estropee la superficie a tratar, estos son los pasos para usar este producto de forma adecuada:

  • Aplicar el decapante con un pincel o brocha, dependiendo del tamaño. Antes de aplicarlo, hay que remover muy bien el material e ir extendiéndolo en capas gruesas y regulares.
  • Tras dejar actuar al decapante entre 10 y 20 minutos, este habrá creado una película blanda en la superficie que se puede retirar de forma sencilla con una espátula, rascador o cepillo.
  • A continuación, y para eliminar todos los restos de quitapinturas, es conveniente aclarar la superficie con ayuda de un cepillo y agua. En algunos materiales de madera o metal quizás sea necesario añadir al aclarado aguarrás para eliminar perfectamente todo el material decapante.
  • Antes de continuar tratando el soporte, hay que dejarlo secar entre 24 y 48 horas para eliminar toda humedad y que sea más fácil quitar algún resto que ha quedado de la aplicación del quitapintura.
  • Ahora ya está todolisto para continuar tratando la superficie, ya sea aplicando una nueva pintura, un esmalte o barniz o un tratamiento protector.

 

En ocasiones, según el tipo de pinturas o las capas que se aplicaron en el pasado, puede que sea necesario repetir el proceso de decapar antes de continuar para eliminar los restos de pintura por completo.

El catálogo online de Montó Pinturas y su Servicio de Atención al Cliente están siempre disponibles para consultar cualquier duda sobre la gama de productos o recibir asesoramiento sobre qué decapante es el más adecuado para cada tratamiento.

 

AVISO DE COOKIES: Para garantizarle una navegación por nuestra web segura y de calidad, le informamos que utilizamos Cookies. Si está de acuerdo clique ACEPTAR. Puede bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Para más información consulte nuestra Política de Cookies Aceptar Rechazar