Subir

Busca en todo el catálogo

Volver

Tendencias

La luz en interiores: un factor clave para elegir el color y los materiales

A la hora de renovar el interior de una casa u oficina no solo es determinante el estilo o la sensación que quieres crear en cada uno de los espacios, sino que también hay que tener en cuenta otros factores importantes para conseguir un resultado excepcional. Hablamos de la luz en interiores, y del efecto que esta tendrá sobre los colores y sobre los tipos de acabados. Hoy en Pinturas Montó te damos las claves para acertar con tu elección.

¿Cómo afecta la luz al color en interiores?

La luz incide directamente sobre la percepción de un color en una estancia, pero no sólo en lo que a cantidad de luz natural o artificial se refiere, sino que también varía dependiendo de la estación del año y del momento del día. A la hora de elegir las tonalidades para renovar tus paredes en espacios interiores, existen una serie de claves que están directamente relacionados con estos factores:

Según la orientación de la estancia

No es lo mismo pintar una habitación en la que entra una gran cantidad de luz que otra más oscura, y ello en gran medida depende de la orientación que tenga la estancia.

Así podemos distinguir entre:

  • Espacios orientados al norte: el sol dará en verano a primera hora de la mañana y a última hora de la tarde, mientras que en invierno la iluminación será muy deficitaria. Para contrarrestar la falta de luz lo ideal es elegir colores cálidos como los amarillos, cremas y ocres que te aportarán luminosidad y darán a la estancia una sensación muy acogedora. Huye de los colores fríos como los grises, verdes, azules o violetas.
  • Espacios orientados al sur: se trata de la orientación más privilegiada, ya que estas estancias reciben mucha luz durante prácticamente todo el día en primavera, otoño e invierno, y durante las horas centrales y de más calor en verano. En este tipo de espacios podrás elegir las tonalidades que quieras, tanto cálidas como frías, y son perfectas para hacer contrastes de colores o combinaciones en armonía de una misma variedad cromática.
  • Espacios orientados al este: la luz natural entrará desde primera hora de la mañana y hasta mediodía. Lo aconsejable es la utilización de tonalidades claras, ya sean frías o cálidas, para que por la tarde la estancia no quede demasiado sombría.
  • Espacios orientados al oeste: al contrario que en el este, la luz natural entrará desde el mediodía y hasta la puesta del sol. Como la luz del atardecer es más cálida, podrás optar por colores fríos.

Según el tipo de luz artificial utilizada

Otro de los factores que incidirá en la percepción del color será el tipo de luz artificial que utilices en los espacios interiores. Si es de una luz amarillenta, como la tradicional incandescente, el color de las paredes se verá más cálido, mientras que con las lámparas fluorescentes de color blanco, la tonalidad elegida se verá más fría.

Según las dimensiones del espacio

No solo influye la manera en la que entra la luz natural en la estancia, sino también la cantidad que entra y la dimensión del espacio en el que entra. Es decir, no es lo mismo tener grandes ventanales, que una ventana pequeña, ni que la estancia sea amplia o minúscula. De esta forma, lo aconsejable es reservar los colores oscuros para espacios grandes y con luminosidad, ya sea pintando solo una parte para enfocar la atención en un punto, o estancias completas. Por el contrario, para estancias pequeñas lo ideas son los tonos claros que aportan sensación de amplitud.

¿Cómo incide la luz en interiores sobre los tipos de acabados de pinturas?

Además de en el color, la luz en interiores también incidirá sobre el tipo de acabado pintura. ¿Cuáles son algunas de las diferencias más destacadas?

  • Para esconder imperfecciones: lo ideal son las pinturas de acabado mate, y suelen utilizarse en espacios en los que entra gran cantidad de luz.
  • Para apreciar el relieve de la superficie: las pinturas de acabado satinado son la mejor opción para poder destacar detalles arquitectónicos con el reflejo de la luz. Además son de fácil limpieza, agradables al tacto y visualmente muy delicadas.
  • Para agrandar un espacio con el reflejo de la luz: la pintura de acabado brillante es ideal para crear más sensación de amplitud en un espacio pequeño gracias al reflejo de la luz. Lo mismo le ocurre a las pinturas metalizadas, de las que ya te hablamos en las mejores ideas para renovar las paredes, porque con los reflejos y destellos que producen conseguirán hacer más amplia y elegante tu estancia.

Si te han gustado nuestros consejos y necesitas más información sobre todos los productos ideales para decorar interiores, ponte en contacto con nosotros, ¡te ayudaremos a elegir los mejores!

AVISO DE COOKIES: Para garantizarle una navegación por nuestra web segura y de calidad, le informamos que utilizamos Cookies. Si está de acuerdo clique ACEPTAR. Puede bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Para más información consulte nuestra Política de Cookies Aceptar Rechazar