Subir

Busca en todo el catálogo

Volver

Soluciones

Pinturas lavables y que resisten el paso del tiempo para estancias impecables

La pintura lavable permite la limpieza del soporte manteniendo en estado óptimo las paredes y techos sin necesidad de volver a pintar frecuentemente. Esto permite que un lugar se pueda mantener en buenas condiciones, tanto estéticas como higiénicas, durante más tiempo y, en consecuencia, también permite un mayor ahorro económico.

La pintura lavable permite la limpieza del soporte manteniendo en estado óptimo las paredes y techos sin necesidad de volver a pintar frecuentemente. Esto permite que un lugar se pueda mantener en buenas condiciones, tanto estéticas como higiénicas, durante más tiempo  y, en consecuencia, también permite un mayor ahorro económico.

Pintura lavable: resistencia y durabilidad

El paso del tiempo suele ser un problema para la pintura. Con el tiempo, aparecen manchas, rozaduras y se pierde el color o aparece un tono amarillento como consecuencia de agentes externos que afectan a la limpieza de la pintura.

Podemos asociar las pinturas de mayor durabilidad a las más lavables. Y no solo por su capacidad para poder limpiar y renovar el soporte, sino porque son las que más lo sellan y le dan más resistencia frente a agresiones externas.

Estas pinturas son una excelente opción para habitaciones infantiles o lugares con tendencia a acumular más suciedad en las paredes, pero también lo son para todos los interiores, ya que no solo se trata de eliminar manchas fácilmente, sino poder contar con una pintura que aguante el paso del tiempo y que presente una gran resistencia a la suciedad, las manchas, rozaduras y pérdidas de color.

Las pinturas más lavables son las que presentan acabados satinados, ya que el poro de la pared queda cerrado y, con esto, se evita que la suciedad penetre en el interior, lo que la hace más resistente a las manchas y es más fácil de limpiar. Por otra parte, las pinturas mates son lavables en función de su nivel de calidad. Estas destacan más por otras propiedades como ocultar mejor las imperfecciones del soporte y ofrecer una alta cubrición, aunque se asocia a una menor lavabilidad.

En este sentido, la gama Ovaldine ofrece la máxima cubrición y lavabilidad tanto en su acabado brillante y satinado como en el mate. Se trata de una pintura de máxima calificación en lavabilidad en todos sus acabados,  que tiene una gran resistencia al paso del tiempo y mantiene los colores intactos durante mucho más tiempo que otras pinturas de interiores, lo que la hace perfecta para renovar y decorar el aspecto de cualquier zona.

Ovaldine: descubre la gama más resistente

La carta Ovaldine ofrece una gama de 102 colores divididos en tonos cálidos, fríos y neutros que permite combinar todos los tonos entre sí para crear estancias únicas.

Esta pintura ofrece una cubrición completa y un acabado perfecto en dos capas, y reúne una serie de ventajas que favorecen el mantenimiento óptimo de las paredes interiores, así como un gran abanico de colores que permiten la decoración deseada:

  • Cada tono de pintura Ovaldine es impermeable y tiene gran resistencia a la limpieza con agua.
  • Ofrece resistencia a los agentes atmosféricos, lo que permite mantener las paredes más limpias y alejar la acumulación de polvo que puede provenir del exterior.
  • Cuenta con una alta adherencia y cubrición en tan sólo dos capas.
  • La resistencia y la adherencia permiten que esta pintura lavable no pierda color ni No produce olores, por lo que los espacios se pueden habitar inmediatamente después del secado.
  • En caso de de producirse contacto con el fuego, la pintura lavable Ovaldine no propaga la llama.
  • Contienen un conservante antimoho, lo que la hace resistente a la aparición de humedades.
  • La pintura Ovaldine no sólo es una solución práctica, sino que contribuye a la estética de los interiores con una gran gama de colores combinables entre sí inspirados en las últimas tendencias decorativas y en aquellos tonos atemporales que dotan de elegancia a cualquier zona.

Mantenimiento de la pintura lavable: sencillo y duradero

El mantenimiento de la pintura lavable es sencillo y ofrece resultados duraderos. Para obtener un resultado óptimo, no sólo se trata de realizar una limpieza cuando aparece una mancha concreta, sino un mantenimiento periódico sencillo:

  • Se puede realizar una limpieza periódica de las paredes cubiertas con pintura lavable mediante un plumero suave para retirar las partículas de polvo que pueden ir acumulándose.
  • Cuando aparecen manchas o se quiere limpiar la pared de forma más intensiva, primero se debe retirar el polvo y, a continuación, limpiar la pintura lavable con agua y jabón o un producto específico para limpiar paredes. Para ello, se puede utilizar un paño o una esponja suave.
  • Si aparecen rozaduras leves sobre la pintura lavable, frecuentemente se pueden eliminar mediante un borrador de lápiz. Si son marcas de muebles y otros objetos que tocan habitualmente la pared, una limpieza periódica de la zona evitará que dejen marca.
  • Al limpiar, es importante retirar los objetos o muebles en contacto con la pared.

Entra en la web y consulta todas las propiedades de la gama Ovaldine y descubre la pintura lavable más eficaz y duradera para la decoración de cualquier tipo de espacio. Si necesitas más información sobre nuestros productos, contacta con nosotros y te atenderemos.

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información