Subir

Busca en todo el catálogo

Volver

Soluciones

Cómo evitar las humedades por capilaridad: sistema antihumedad de Pinturas Montó

Con la llegada del otoño, bajan las temperaturas y comienza la época de precipitaciones y tormentas. Ante esta situación, se hace imprescindible proteger los edificios para evitar la proliferación de problemas de humedades.

Con las lluvias torrenciales, la filtración del agua de la lluvia puede generar la aparición de humedades tanto en el interior del edificio como en la fachada y provocar problemas como:

  • El deterioro en la consistencia de muros y paredes, vitales en la estructura de los edificios.

  • El desgaste del aspecto estético del edificio con la aparición de defectos, como desconchados, manchas de humedad, entre otros.

  • La aparición de mohos en muros, suelos, mobiliario y que puede conllevar una mala calidad del aire y afectar a la salud de las personas que habitan el edificio, con afecciones como, asmas, enfermedades respiratorias o alergias.

 

¿Qué son las humedades por capilaridad?

La humedad por capilaridad es una de las patologías más comunes en las edificaciones y se produce por la presencia de agua proveniente del subsuelo, que sube a través de poros y capilares presentes en los muros de las construcciones.

Los edificios afectados por esta problemática suelen presentar humedades en el subsuelo, en zócalos o sótanos, y pueden aparecer tanto en el interior como en el exterior del inmueble.

La humedad por capilaridad se reconoce porque genera manchas de humedad, desconchados y abombamiento en la pintura, eflorescencias, moho, que aparecen a ras de suelo y que ascienden por la parte baja de las paredes.

 

humedades por capilaridad


¿Cómo proteger el edificio de las humedades por capilaridad?

Por un lado, para prevenir la aparición de humedades por capilaridad, es imprescindible proteger el edificio con una barrera física por el exterior durante la ejecución de la obra, por ejemplo con una membrana impermeabilizante o una cámara, que sirva para detener la ascensión del agua.

Por otro lado, cuando los edificios ya se han visto afectados por los daños causados por las humedades por capilaridad, es necesario llevar a cabo un tratamiento.

La parte del muro que no está en contacto con el origen de la humedad y que ha estado expuesto al remonte capilar, requiere de una renovación con revestimientos transpirables, que convivan con la posible humedad presente en el muro y que no provoquen la acumulación de más humedad en su interior.

Para ello, se debe llevar a cabo el siguiente proceso:

  1. Picar o eliminar todas las capas de revestimiento sobre el muro, hasta 50cm por encima del nivel máximo donde llega la humedad.

  2. Dejar el muro al aire libre el mayor tiempo posible para que evapore la humedad interior.

  3. Aplicar un revestimiento de nuevo con morteros y pinturas transpirables. En Pinturas MONTÓ contamos con el sistema antihumedad con los productos:

  • Plasmont Antihumedad, mortero cementoso para la prevención y restauración de muros con tendencia a sufrir humedades ascendentes del subsuelo.

  • Tixoway Antihumedad Aqua, pintura transpirable en interior para muros con problemas de humedad capilar.

  • Para eliminar las manchas de salitre, Fijamont Acqua.

 

Si necesitas más información sobre el sistema antihumedad por capilaridad de Pinturas MONTÓ o un asesoramiento técnico para tu próximo proyecto, no dudes en contactar con nosotros. Resolveremos todas tus dudas y te ayudaremos a conseguir un resultado de éxito.



 

 

AVISO DE COOKIES: Para garantizarle una navegación por nuestra web segura y de calidad, le informamos que utilizamos Cookies. Si está de acuerdo clique ACEPTAR. Puede bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Para más información consulte nuestra Política de Cookies Aceptar Rechazar