Subir

Busca en todo el catálogo

Volver

Soluciones

Microcemento en paredes: ventajas y correcta aplicación

El microcemento es un revestimiento decorativo que ha ganado mucha popularidad en los últimos años en la alta decoración. Su versatilidad, estética vanguardista y múltiples funcionalidades lo han convertido en la opción favorita para decorar estancias que buscan ese estilo más moderno y minimalista.

Y aunque estábamos ya acostumbrados a ver el revestimiento en suelos, esta tendencia se está extendiendo muy rápidamente a otros elementos, como escaleras, encimeras y, sobre todo, paredes, ya sea en espacios interiores, como en cocinas y baños o en fachadas y muros.

 

Ventajas de aplicar microcemento en paredes

Que la popularidad del microcemento haya crecido exponencialmente en los últimos años no es una casualidad. Se trata de un revestimiento con múltiples ventajas y funcionalidades, que ofrece un acabado estético elegante y sin necesidad de grandes inversiones ni reformas, y con una sencilla aplicación. Todo son beneficios para el aplicador y para el cliente.

De hecho, esta es su principal ventaja: tener la posibilidad de cambiar totalmente el aspecto y el estilo de una estancia con un solo producto y sin necesidad de obras, evitando todo el caos que conllevan.

 

Microcemento en paredes


El sistema de Microcemento de Pinturas MONTÓ es compatible con todo tipo de materiales y se puede trabajar sobre yeso, azulejos, baldosas… Y si la superficie requiere de una preparación previa, contarás con un Primer y con Microcemento Fondo para la igualación y nivelación del soporte.

Además, se trata de un producto de gran durabilidad y resistencia a los golpes, las rayaduras y a las condiciones climatológicas adversas. Las paredes revestidas con microcemento presentan una gran resistencia a las fisuras, y como tampoco tiene juntas en su aplicación, se convierte en un producto impermeable.

Y por último, la principal ventaja a efectos de decoración, es que garantiza un resultado elegante en sus diferentes tipos de acabados (mate, satinado y brillo) y cuenta con una carta de 39 colores reproducibles en sistema tintométrico.


Correcta aplicación de microcemento en paredes

Aunque el microcemento se puede emplear para decorar cualquier estancia, su aplicación es muy popular en cocinas y baños. Al ser impermeable frente al agua corriente y carecer de juntas, se convierte en el revestimiento ideal para decorar estas estancias con un estilo más moderno.

Además, una de las grandes ventajas del microcemento es que no requiere de obras ni reformas, por lo que tus clientes podrán seguir haciendo vida en sus hogares con total normalidad.

 

Microcemento

 

Para aplicar el microcemento en paredes, hay que seguir estos sencillos pasos:

  1. Limpieza de la superficie, y si es necesario, aplicar un Primer y Microcemento Fondo para regularizar la superficie con su imprimación correspondiente en función del soporte.

  2. Aplicación de una primera capa de Microcemento Acabado de unos 0,2 mm de grosor.

  3. Aplicación de las capas siguientes hasta conseguir el efecto deseado.

  4. Lijado de la superficie para eliminar las imperfecciones.

  5. Aplicación del barniz de acabado.

 

Y esto es todo. Tus clientes podrán disfrutar de un espacio totalmente nuevo y vanguardista sin necesidad de obras.

Si necesitas un asesoramiento técnico más profundo sobre la aplicación y los componentes de la gama de productos MicroCemento de Pinturas MONTÓ, no dudes en contactar con nosotros. Actualmente estamos llevando a cabo cursos y demostraciones en el territorio español donde resolvemos todas tus dudas y te ayudamos a conseguir un acabado perfecto en cada uno de tus proyectos.

 

 

AVISO DE COOKIES: Para garantizarle una navegación por nuestra web segura y de calidad, le informamos que utilizamos Cookies. Si está de acuerdo clique ACEPTAR. Puede bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Para más información consulte nuestra Política de Cookies Aceptar Rechazar