Subir

Busca en todo el catálogo

Volver

Soluciones

Cuidados y tratamientos esenciales para madera de exterior

Se acerca la primavera y, con ella, el momento de poner a punto las zonas exteriores de la casa. Jardines, balcones, patios y terrazas necesitan un cuidado específico para que su estado sea óptimo, ya que su localización exterior hace que sean zonas más susceptibles de deterioro debido, en gran parte, a su exposición a los factores climatológicos. Mención específica necesitan aquellos muebles, soportes, accesorios o espacios de exterior que tienen la madera como material principal. Aunque la madera es uno de los materiales predilectos dentro de cualquier estilo y ambiente por su elegancia, resistencia y belleza, también es cierto que requiere unos cuidados y tratamientos específicos para que su aspecto se mantenga como el primer día. Detallamos, a continuación, algunas claves para proteger y la madera exterior.

¿Por qué es necesario realizar un tratamiento específico en la madera de exterior?

El tratamiento y cuidado específico de la madera de exterior tiene diferentes cometidos:

- Dotar de una mayor durabilidad a los muebles y soportes de madera gracias a características como la dureza, resistencia y elasticidad que le aportan los productos específicos

- Proteger la madera exterior de la suciedad y aportarle una mayor lavabilidad

- Embellecer la madera exterior.

¿Qué productos están indicados para el tratamiento de la madera exterior?

Las características intrínsecas de la madera, además de sus posibilidades a nivel estético, la convierten en uno de los materiales protagonistas de los espacios exteriores. Los muebles de madera exterior pasan la mayor parte del tiempo a la intemperie y sufren un mayor deterioro que el resto de muebles del hogar, perdiendo su aspecto original.

Es por esto que utilizar productos específicos para este material es fundamental para que se conserve sana, hidratada y en perfecto estado. Algunos de ellos son los siguientes:

1. Gama Montoxyl:

La gama Montoxyl se encuentra dentro de los protectores poro abierto. Se trata de un tratamiento protector de la madera,  que mantiene el aspecto y tacto natural de la madera. Penetra en la misma pero no forma capa, protege desde el interior.  De esta manera permite “respirar” a la madera y mantener su equilibrio natural.

Del mismo modo es un tratamiento hidrófugo , por lo que repele el agua de lluvia a la vez que actúa de barrera frente a los agentes atmosféricos.

Otra ventaja importante es su fácil y económico mantenimiento, ya que se puede repintar sin eliminar las capas anteriores.

Estos tratamientos no aportan dureza a la madera, por lo que su resistencia al roce y golpes será baja. Por eso no están recomendados para muebles en general. Sin embargo son ideales para todo tipo de estructuras no sometidas a este desgaste: vallas, pilares, vigas, carpintería de madera,…

2. Barnices

También podemos utilizar barnices, como el barniz sintético. Se trata de un tratamiento “poro cerrado”,  que se caracteriza por formar una capa lisa e impermeable sobre la madera , impidiendo el paso de agua de lluvia y agentes atmosféricos y  aportando un tacto fino y cálido.

Esta capa además es dura y resistente, por lo que su aplicación es ideal en muebles sometidos a gran desgaste, principalmente en interior.

Se debe tener en cuenta que para repintar barnices se debe decapar o lijar la capa inferior.

3. Gama Acripol y gama Luxatin:

Si lo que buscamos es lacar la madera, necesitaremos tratamientos opacos, como los que se obtienen con Acripol y Luxatin. La gama Acripol basada  en un poliuretano de dos componentes,  ofrece máxima resistencia además de otras prestaciones como un buen anclaje, larga duración y elasticidad. En el aspecto estético, ofrece un acabado muy brillante y un tacto cristalino.

Acripol es muy adecuado para madera de exterior en soportes como puertas y ventanas. Para este tipo de soportes, también están recomendados productos como Luxatin, un esmalte laca de poliuretano satinado, de alta calidad, recomendado para madera maciza y chapada.

4. Aceite de Teca:

Es muy habitual en mobiliario de jardín utilizar maderas tropicales como la teca. Son maderas muy resistentes, duras y no necesitan tratamientos protectores especiales. En cambio si necesitan tratamientos especiales como el que aporta el Aceite de Teca. Actúa como un nutrientes renovando el aspecto de la madera, recuperando su brillo y vistosidad, pero sin aportarle una protección específica. Por eso necesita un tratamiento periódico y constante.

Consejos para el cuidado de la madera exterior

De forma simultánea a la utilización de productos destinados a la protección de la madera de exterior, se pueden seguir una serie de sencillos consejos para mantenerla en buen estado durante más tiempo.

En este sentido, la limpieza es fundamental en la madera de exterior, ya que las partículas de polvo se acumulan de manera más frecuente que en el interior. Una bayeta es suficiente para realizar una limpieza sencilla. Para los casos en los que existan manchas, existen productos de limpieza específicos que permiten eliminarlas sin perjudicar el material.

Además, es importante realizar un mantenimiento adecuado y renovar los productos específicos de la madera de exterior, para que su protección sea óptima en todo momento. El periodo de esta renovación dependerá de factores como el tipo de soporte o mueble, la frecuencia de uso o el producto utilizado, la zona geográfica y lo agresivo de sus condiciones climáticas, especialmente de sol y humedad.

¿Te ha interesado esta información? Entra en nuestra web y descubre todas las soluciones disponibles para el cuidado de la madera de exterior.

Si tienes alguna duda, contacta con nosotros y te atenderemos.

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información